A+CAPEC

BLOG

Estudiar y trabajar en Australia sin españoles: Maroochydore

Estudiar y trabajar en Australia sin españoles: Prueba en Maroochydore, Sunshine Coast

Somos Mónica y Mauro, una pareja de madrileños que decidieron dar el paso hace ya nueve meses queriendo estudiar y trabajar en Australia sin españoles. Vivir la auténtica vida australiana, empaparnos de su cultura y sobre todo intentar evitar rodearnos de nuestros compatriotas para dar el mayor empujón posible a nuestro inglés.

¿Por qué elegimos Maroochydore para estudiar en Australia?

Estudiar y trabajar en Australia sin españoles es complicado. Para no estar pendientes de los españoles sabíamos que una ciudad pequeña se ajustaría más a lo que buscábamos.

Sally de la oficina A+CAPEC Madrid nos habló de Maroochydore y vimos que casi nadie había oído hablar de Sunshine Coast (excepto de Noosa). Decidimos que ése era nuestro lugar y desde luego que no nos arrepentimos de haber tomado esa decisión.

Cuando llegamos a Brisbane por primera vez, después de siete meses en Sunshine Coast pensamos: ¿Dónde están los australianos? ¿Por qué la gente lleva zapatos? ¿Por qué nadie me saluda por la calle? La interculturalidad de las grandes ciudades de Australia no decimos que no sea interesante y enriquecedora, pero está lejos de lo que imaginamos como “el prototipo australiano”.

¿Cómo es vivir en Sunshine Coast?

En Sunshine Coast simplemente se respira otro ambiente. Todo el mundo te saluda al pasar, e incluso muchos se paran a darte conversación (no es tan normal para ellos ver extranjeros). Está rodeado de parques nacionales preciosos, playas, y si un día te apetece ciudad, tienes Brisbane a una hora.

¿Fue fácil encontrar trabajo en Australia?

Sabemos que mucha gente no elige pequeñas ciudades por miedo a no encontrar trabajo.

Los salarios de los trabajos no cualificados en grandes y pequeñas ciudades (a los que tenemos mayor probabilidad de acceder) son los mismos pero ojo, el coste de la vida es muy diferente.

Para que os hagáis una idea, nosotros hemos estado pagando 200 dólares a la semana en una casa con baño propio y bills incluidas, un precio impensable en una gran ciudad.

Tenéis que pensar que sí, hay menos trabajo, pero también hay mucha menos gente buscando trabajo lo que supone mayores oportunidades.

El único inconveniente que hemos encontrado a Sunshine Coast es que un coche resulta imprescindible. Lo bueno es que hay mucha compraventa, por lo que conseguir un coche a un precio asequible no es muy complicado. Si te decides a venir a Maroochydore, no esperes a comprarte uno, tendrás muchas puertas abiertas (laboralmente hablando) y tendrás acceso a todos los sitios espectaculares que hay en Sunshine Coast.

El transporte público no funciona bien (solo hay autobuses) y caro y las distancias son largas (si quieres moverte un poco).

Vinimos aquí con el objetivo de aprender inglés y cortar con nuestra rutina en España por un tiempo. En un par de meses volvemos a casa con la maleta llena de experiencias, otra perspectiva de la vida y la mente más abierta. Hemos convivido con personas de todas partes del mundo que te llevas para siempre y unas ganas locas de seguir viajando.

Yo ya tengo el CAE de Cambridge y Mauro ceunta con el orgullo de haber trabajado aquí de lo suyo (a pesar de tener al principio un inglés muy bajito). Volvemos más fuertes, sin miedo a nada porque aquí hemos visto que siempre hay otra salida. Tu camino aquí no será siempre fácil, pero te aseguramos que merecerá la pena.

Enormemente agradecidos a todo el equipo de A+CAPEC por estar siempre ahí para nosotros, ayudarnos con la mejor de vuestras sonrisas siempre, y acompañarnos en el camino a nuestro sueño.

Mónica y Mauro
Lexis English Sunshine Coast